En la primera jornada de la segunda vuelta, el Bayern jugó su partido antes que el Dortmund. La pasada semana fue al contrario. En la 20.ª jornada de esta temporada, ambos equipos jugarán a la vez. Al mismo tiempo que el sábado por la tarde los muniqueses estarán jugando en Leverkusen (15:30 CET),el BVB jugará su partido en Frankfurt. Algo que Niko Kovač no quiere que suponga ninguna distracción: “Sólo podemos influir en lo que pase en nuestra cancha” sentenciaba el entrenador, “y tenemos que ganar nuestro partido”.

Esa tarea será lo suficientemente complicada, como aclaró el de 47 años: “Me parece que es un equipo muy bueno. Bajo la dirección de Peter Bosz juegan muy bien hacia adelante, forman un bloque compacto y presionan bien en ataque. No será fácil”. Bosz es el responsable del Leverkusen desde el parón invernal, y ha transformado el anterior sistema 4-2-3-1 en un 4-3-3. Al comienzo de la segunda vuelta, el Bayer cayó ante el Gladbach por un escaso 0-1. A eso le siguió una victoria 0-3 en Wolfsburgo.

No arriesgamos con Robben y Ribéry – Neuer será baja

“Este fin de semana nos espera una encarnizada lucha” continuó Kovac, “tenemos que tener mucho cuidado allí y no podemos cometer errores tontos. Tenemos que tener cuidado con las pérdidas de balón. Salen en enjambre, como las abejas”. Es lo que quieren evitar los muniquenses y dominar al rival con total concentración. Kovac tendrá que prescindir de Franck Ribéry y Arjen Robben, además del lesionados de larga duración Corentin Tolisso. Además será baja Manuel Neuer, que se lesionó en la mano durante el entrenamiento.

Pero eso no supone que Bosz le pierda el respeto al Bayern. “Tienen un equipo muy bueno” opinaba el entrenador del Leverkusen, que también tiene claro la calidad e los suyos: “Nosotros también tenemos un buen equipo”. Y por eso no quiere esconderse este fin de semana bajo ninguna circunstancia, sino hacer un fútbol de ataque. “Se encontrarán dos equipos que juegan hacia adelante. Eso también es siempre bonito para los hinchas” continuó el holandés, que no podrá contar con Lars Bender. En su lugar, el ex del Múnich, Mitchell Weiser, estará en el once titular.

Tras apenas un mes en el cargo, Bosz mira satisfecho al equipo. “Tenemos un buen nivel” alababa a los suyos. Contra el Bayern siempre se necesita “un nivel muy alto. El Bayern está obligado a ganar”. Y es justo eso lo que quieren los muniqueses, que estarán también mirando al otro partido en paralelo. “Mis antiguos jugadores del Frankfurt saben lo que tienen que hacer” bromeó Kovac.

Fuente: FCB

error: Content is protected !!