Kingsley Coman ha elogiado a su compañeros en el Bayern de Munich Franck Ribéry. En una entrevista en el Abendzeitung, el centrocampista ha sido claro preguntado por si puede convertirse en el sucesor del veterano jugador francés. “No, eso es imposible. No hay nadie que pueda suceder a Franck. Como él solamente hay uno y nadie podrá ser igual. Franck es un ejemplo”.

Coman cree que lo que sí puede es rendir a su nivel, pero con otro estilo: “Mi objetivo es hacerlo tan bien como él, pero a mi manera. Soy Kingsley Coman, no el sucesor de Franck Ribéry”. A Coman le gustaría seguir el ejemplo de Ribéry y Robben, dos futbolistas que han marcado una época en el Bayern de Munich. “Una de mis futuras metas es esa. Ser para el Bayern tan importante como ellos. Ambos son emblemáticos. Han hecho una labor de éxito durante más de diez años. Me gustaría seguir aquí y tener una carrera como la de ellos”.

Fuente: MD

error: Content is protected !!