El partido entre el FC Bayern y el Borussia Mönchengladbach está entre los clásicos del fútbol alemán. El sábado se encontrarán ambos equipos por 100.ª vez en la Bundesliga (18:30 CEST); el club bávaro sólo ha disputado más partidos ante el Hamburger SV (106) y el Werder Bremen (104). Para el entrenador del Bayern, Jupp Heynckes, es además un partido especial: se medirá a su segundo equipo más querido junto al Bayern.

“Pasé fantásticos años en el Borussia y además fui un jugador decisivo en la historia del club” recordaba Jupp Heynckes un día antes del partido contra los ‘potros’. Por eso el partido contra el Mönchengladbach es “por supuesto algo especial”. Aparte del vínculo con el club, tiene una “gran ambición de ganar el partido”, como señalaba Heynckes. Aun a pesar de haberse proclamado campeón con antelación, “no vamos a dejar de lado la liga”.

En cuanto a la alineación, en comparación con el partido de Liga de Campeones contra el Sevilla FC, Heynckes podría hacer algún cambio. A pesar de haber salido con molestias tras los cuartos de final, hasta la fecha están todos disponibles. El único dudoso para mañana es Arjen Robben, que sufrió un golpe en la rodilla. “Tengo que ver si puede jugar mañana. Si puede, saldrá desde el comienzo” sentenció Heynckes.

Vuelve Alaba, Vidal será baja

David Alaba ha superado sus problemas en la espalda y está de vuelta en el equipo. En los últimos días, el lateral izquierdo ha “entrenado bien. Si no tiene ninguna reacción negativa, jugará mañana”. Así que Heynckes sólo tendrá que prescindir de Manuel Neuer, Kingsley Coman y Arturo Vidal, que está “en proceso de rehabilitación” y probablemente vuelva a entrenar con el equipo el domingo.

Tras ganar el sexto campeonato consecutivo y el pase a la semifinal de Liga de Campeones, los ánimos están “en un momento muy bueno”, afirmó Jérôme Boateng. El central dijo igualmente estar “hambriento. Debemos preocuparnos sólo de seguir jugando bien y llevando un buen nivel a la cancha”. De cara al partido de semifinal de Copa DFB el martes en casa del Bayer Leverkusen, es “importante tener un resultado favorable el sábado y jugar bien”.

Mientras que para el Bayern se trata de hacer un buen test de cara el partido en Leverkusen, los visitantes vendrá el sábado en busca de unos importantes puntos en la lucha por las plazas de Europa League. Con 40 puntos, el Borussia, que lleva tres partido sin perder, se encuentra a seis puntos del sexto clasificado RB Leipzig. Así que puntuar en Múnich es muy importante para seguir en la lucha. De todos modos, en los hasta ahora 49 partidos del Borussia en Múnich, sólo han logrado tres victorias.

“No hay nada que perder” dijo el entrenador Dieter Hecking. Bajo estas premisas pude hacer el partido algo más especial para su equipo. Hecking tendrá que prescindir de dos importantes jugadores: el capitán Lars Stindl, que cumplirá sanción por acumulación de amarillas, y Patrick Herrmann, que sufrió una lesión en los ligamentos del tobillo izquierdo durante un entrenamiento.

Fuente: FCB

error: Content is protected !!