Con uno de los vestuarios más provectos de Europa, el Bayern de Múnich se encuentra inmerso en un proceso de remodelación con el objetivo de que su hegemonía traspase las fronteras alemanas. Los rectores muniqueses, con el director deportivo Sahan Salihamidžic al frente, desean reducir la media de edad de la plantilla, que ahora mismo está en torno a los 26 años y con diez jugadores alcanzando la treintena.

El bosnio ya ha declarado que no le temblará el pulso en el momento de tomar decisiones drásticas y en una entrevista televisada dejó entrever que los días de Franck Ribéry con la ‘Mia san Mia’ llegan a su fin. “Será probablemente el último año de Franck”, dijo el balcánico.

En sus últimas apariciones públicas, Uli Hoeness, presidente de los bávaros, también se ha pronunciado al respecto y ha dejado caer que remozarán profundamente la plantilla. “Lavaremos la cara al equipo en el próximo verano”, aseveró el dirigente. El Bayern no ha acudido al bazar en el que se ha convertido el mercado desde que el PSG rompiera la baraja en verano de 2017 con los fichajes de Neymar y Mbappé. La caja de caudales en Múnich está boyante, prodría llegar a emplear más de 200 millones, y los clubes del Viejo Continente tiemblan.

Pavard, el primero

Las líneas que acumulan más ‘experiencia’ son la defensiva y la delantera, por lo que la secretaría técnica centrará sus esfuerzos en apuntalarlas. Los Hummels, Boateng, Rafinha, Javi Martínez, Lewandoski, Robben, Ribéry y compañía superan con creces las tres décadas en el carnet de identidad. Salihamidžic anunció la primera incorporación de la próxima temporada. Se trata de Benjamin Pavard de 22 años, lateral derecho del Stuttgart y flamante campeón del mundo con Francia. El galo, que estaba en la agenda de varios grandes, se ha decantado finalmente por la oferta muniquesa.

Otro francés será el objetivo principal del Bayern en la próxima ventana estival. Los bávaros intentarán concretar la incorporación de Lucas Hernández del Atlético de Madrid en invierno, aunque todo hace presagiar que no será hasta verano cuando se acabe cerrando el pase. El también campeón mundial cumplirá 23 años el próximo 14 de febrero.

Salihamidžic no mencionó el interés por el colchonero, pero sí que deslizó que echarán sus redes sobre una de las promesas del fútbol británico como es el delantero del Chelsea Callum Hudson-Odoi. Todavía en edad juvenil, la temporada pasada disputó la final de la Youth League contra el Barcelona, varios medios ingleses afirman que el Bayern ha puesto sobre la mesa 39 millones de euros por un jugador que apenas ha disputado 42 minutos en la Premier League. La llegada de Pulisic a Stamford Bridge podría acelerar las negociaciones. “Es un jugador muy interesante que queremos fichar. Tiene cualidades que se adaptan a nuestro juego. Es fuerte en el regate, rápido y mira hacia la potería”, indico el director deportivo.

Fuente: Sport

error: Content is protected !!