El Bayern se cayó con todo el equipo en Leverkusen en una derrota (3-1) muy dolorosa que se fraguó en una segunda parte desastrosa. Con James en el once, los bávaros se fueron 0-1 al descanso, pero recibieron un duro correctivo en la segunda mitad, representando su cuarta derrota de la temporada.

El Bayern queda con esta derrota muy lejos en la lucha por una Bundesliga que ha conquistado en las últimas seis temporadas. Actualmente, con el empate del Borussia, el conjunto bávaro se pone a siete puntos del Dortmund con 14 jornadas por disputarse.

El partido tuvo dos partes muy diferenciadas. En la primera, el Bayern fue superior, aunque no lo materializó hasta el gol de Goretzka al final de ese periodo. Antes de irse al descaso, el Bayern, por medio de Lewandowski, estuvo a punto de irse con 0-2 al descanso, pero su gol fue anulado por el VAR.

En la segunda, ya sin el joven Havertz en el campo por lesión, el Leverkusen le dio la vuelta al marcador con goles del jamaicano Leon Bailey, de falta directa, y, más tarde, de Kevin Volland en el 63′. Bailey llevaba 23 partidos sin marcar. Al Bayern le quedaba media hora para que la Bundesliga no se le fuera un poquito más.

El Bayern compareció con Sven Ulreich en la meta -su primer partido de la Bundesliga este año- en el lugar del lesionado Neuer y con Javi Martínez en el banquillo. Thiago Alcántara sigue lesionado.

El Leverkusen remató la faena de la victoria en el minuto 88 con un gol del argentino Lucas Alario en el 88′ tras unos minutos de suspense por el VAR. El Bayern, que no había puntuado contra ninguno de los seis primeros esta temporada, renace así para intentar conseguir, al menos, un puesto en la Europa League. Está a siete del cuarto puesto, o sea, de la Champions. El Bayer está dirigido en su directiva por Fernando Carro de Prada, un catalán afincado hace años en Alemania.

Fuente: Marca

error: Content is protected !!