Es el partido destacado de la jornada y sus nombres lo merecen: el sábado por la tarde, el segundo clasificado, elFC Bayern, recibirá al cuarto, el Borussia Mönchengladbach, en el Allianz Arena (18:30 CEST). “El Gladbach contra Bayern es un partido con larga historia” dijo Niko Kovač en la rueda de prensa el martes con ilusión por el partido en ciernes contra “un muy buen rival que ha firmado muy buenos partidos esta temporada”. Así que la dirección está clara: “Queremos mostrar nuestra mejor faceta y, por tanto, queremos ganar el partido” dijo Kovac.

No sólo por la posición en la clasificación es un partido nivelado: de los últimos ocho enfrentamientos directos en Bundesliga, ambos equipos sacaron tres victorias (dos empates), por lo que en el equipo se respira un gran respeto por el Gladbach y su bien comienzo de temporada. “Tienen muy buenos y dinámicos jugadores, se han reforzado bien en el ataque. No será fácil para nosotros” explicó Leon Goretzka, que ha estado de baja unos días por una contusión en el tobillo.

Arrimar el hombro juntos

El centrocampista tiene tantas ganas de saltar al césped este sábado como David Alaba y Mats Hummels, que tampoco han podido entrenar estos últimos días. Hummels ha recibido el ‘ok’ del médico para jugar después de la lesión en la cabeza que sufrió el martes ante el Ajax. A excepción de los lesionados de larga duración Corentin Tolisso y Kingsley Coman y convaleciente Rafinha, Kovac puede disponer de todos sus jugadores y anuncia rotaciones tras las intensas semanas. “Tenemos que tener gente fresca” aclaró el míster y aseguró: “no importa quién juegue, en el Bayern todos tienen mucha calidad”.

Tras no haber logrado ninguna victoria en los últimos tres partidos oficiales, el entrenador del Bayern sabe la importancia de un resultado positivo antes del parón por las selecciones. “Ahora tenemos esta situación y ahora tenemos que trabajar duro – lo haremos todos juntos” anunció el de 46 años. Con esa calma ve el nuestra posición actual. “Es una pequeña fase que tenemos que atravesar” pero “otros clubes también tendrán sus fases”.

El Gladbach con confianza

Nuestro rival se muestra seguro de sí mismo antes del partido: “Vamos a todos los partidos con un objetivo, que es ganarlo. Y también queremos ganar este partido – sin importar la clasificación” aclaró el director deportivo Max Eberl en una entrevista. El entrenador Dieter Hecking advirtió que era “la tarea más difícil del año” sin olvidarse de los últimos resultados del Bayern. “En este equipo todo puede cambiar de golpe” dijo el de 54 años, que viajó a Múnich sin Raffael (problemas en los gemelos), Josip Drmic (molestias en la espalda) y Jordan Beyer (problemas en la cadera).

Fuente: FCB

error: Content is protected !!