Después de dos días sin entrenamiento y las pruebas de rendimiento del martes, el equipo de Niko Kovac estuvo nuevamente en ell césped el miércoles. El de 47 años también pudo dar la bienvenida en el campo a Franck Ribéry y Joshua Kimmich, quienes se lesionaron levemente después de la victoria en Bremen. Sin embargo, Arjen Robben, debido a problemas en el muslo, fue baja en el entrenamiento y Kingsley Coman completó varias vueltas antes de dirigirse al gimnasio.

Tres días antes del derbi contra el Núremberg, Kovac utilizó el tiempo para continuar trabajando en los detalles tácticos. Después del cambio a dos mediocentros, en la sesión abierta al público, se trabajó en la coordinación entre la defensa de cuatro y los dos mediocentros. El profesor de fútbol tampoco se sintió disuadido por las presencia de los aproximadamente 250 espectadores y una y otra vez participó como distribuidor de balones, totalmente involucrado en la acción.

Fuente: FCB

error: Content is protected !!