El presidente del FC Bayern México y representante del Club bávaro en el país azteca, Gerald Fiedler, visitó el pasado sábado de nueva cuenta al pequeño Saúl, el niño guerrero que lucha día con día contra el cáncer cerebral que padece desde el mes de diciembre.

Durante su estancia en Ixtlahuacán de los Membrillos, Fiedler sorprendió nuevamente a Saúl con regalos muy especiales: unos guantes de portero de Manuel Neuer, un balón, un pants, así como unos tenis para que pueda viajar cómodamente al hospital y a sus terapias diarias. Saúl, sumamente entusiasmado con los obsequios, no dudó en estrenarlos de inmediato e invitar a sus amigos a jugar una cascarita y “dar el remojo” a unos zapatos de fútbol que también formaron parte de sus nuevas pertenencias.

La familia de Saúl se mostró agradecida con el gesto de Fiedler y le invitó a comer a su casa. El bávaro preguntó qué tal ha ido la situación de salud del pequeño durante la semana, cómo van los tratamientos y la evolución. La madre de Saúl comentó que la situación se presenta de manera favorable pero que aún tienen por delante una resonancia magnética para conocer el estado actual del tumor que definirá si el niño sería sometido a una intervención quirúrgica en el mes de marzo o si continuarán con las quimioterapias y radioterapias. A pesar de que Saúl podría ser internado para observación, las noticias son positivas para el pequeño guerrero quien continuará luchando incansablemente contra el cáncer.

Con un gran ejemplo de fortaleza, Saúl sabe que el partido aún no ha terminado, sin embargo ha prometido a Fiedler que continuará “echándole todas las ganas” para librar con éxito su batalla contra el cáncer. A su vez, el alemán refrendó su compromiso con el niño y su familia dándole seguimiento y continuar al pendiente de ellos de manera incondicional tal y como lo mencionó en su primera visita.

error: Content is protected !!