“Seguramente, no jugamos muy bien tras la expulsión. En los vestuarios, cambiamos de formación y, hasta el 4-2 con uno menos, tuvimos una gran actuación. Que luego cambiaron las tornas es algo que aún hay que digerir. Lo importante es que se ha visto que el Bayern todavía está aquí. Aunque fuera contra el Heidenheim, que lo hizo muy bien. Avanzamos de ronda y ahora tenemos que aprovechar ese plus de moral, el cual nos hemos trabajado, para los próximos días. Ahora tenemos que apretar y poner en aprietos al Dortmund y ganar”.

Fuente: FCB

error: Content is protected !!