En Bayern Munich aún lamentan la partida de Arturo Vidal al Barcelona, especialmente Franck Ribéry, amigo del volante chileno. Después del entrenamiento del conjunto bávaro el día de ayer, previo al amistoso que tendrán frente al FC Rottach-Egern, el francés enfrentó a los medios de comunicación y se refirió a la marca que dejó el oriundo de San Joaquín en los muniqueses.

“Desde luego es una situación difícil para nosotros, porque Arturo es un buen jugador y una buena persona. Siempre ha aportado al equipo dentro y fuera de la cancha. Era importante para nosotros, pero así es el fútbol y la vida. Es una pena”, declaró el galo. Y agregó: “He jugado con él los últimos tres años y ahora sólo nos queda decirle adiós a él y a su familia. Pero como he dicho, esto es fútbol”, cerró.

Fuente: Goal

error: Content is protected !!