Las pruebas médicas han descartado que Joshua Kimmich y Franck Ribéry sufrieran lesiones de gravedad en el encuentro de Bundesliga en Bremen (1-2) el pasado fin de semana.

Al término del partido Kimmich se quejó de problemas en la rodilla. Tras someterse a una prueba médica el domingo, que obligó a cancelar la visita del jugador a un club de fans, se ha podido apagar la luz de alarma. Misma situación con Ribéry, que tuvo que ser sustituido en la primera parte debido a un golpe en el muslo. Ambos jugadores se entrenarán esta semana con normalidad.

Fuente: FCB

error: Content is protected !!