El RSC Anderlecht deberá acatar la sanción impuesta por la UEFA para que devuelva 30 euros a cada aficionado del FC Bayern Múnich que pagó 100 euros por entrada en el encuentro disputado el pasado 22 de noviembre en la cuarta jornada de la fase de grupos de Champions League.

Ante el desorbitado precio del ticket, los fans bávaros impusieron una queja y finalmente la Comisión de Control y Disciplina de la UEFA falló a su favor. En aquel partido, los seguidores alemanes mostraron su enfado antes y durante el partido con pancartas en las gradas y tirando billetes al césped. Hay que recordar que en ese entonces el propio Club accedió a poner de su propia bolsa 30 euros por aficionado.

Con esta decisión, el máximo organismo del fútbol europeo ha dejado claro que los precios de los partidos de fútbol tienen un límite.

Fuente: FC BAYERN MEXICO

error: Content is protected !!