Fue la imagen que hizo sonreír a todos en la victoria del Bayern 1-0 cosechada en el partido de prueba contra el Olympique de Marsella en la tarde del viernes. 286 días después de que Niklas Süle se rompiera el ligamento cruzado en el partido de la Bundesliga en el FC Augsburg en octubre de 2019, el futbolista de 25 años regresó en la Audi Football Summit. Después de nueve meses y medio de espera, el entrenador Hansi Flick le dio entrada en el minuto 61 para formar pareja junto a Jérôme Boateng.

Alegría para todos en FCB

«Estamos muy contentos de tenerlo de vuelta en el campo. Trabajó duro para recuperarse y es un gran día para él y para nosotros», dijo felizmente el entrenador del Bayern, y el jugador que regresó también estaba satisfecho: «Estoy feliz de volver al campo con mis compañeros de equipo», dijo Süle.

Durante el partido parecía que nunca había estado fuera. Apenas fue exigido defensivamente debido a la fuerte actuación del Bayern, pero demostró su habilidad con la posesión y en poco menos de 30 minutos en el campo, completó 40 pases correctos de 41. «Cuando juegas tu primer partido después de nueve meses y medio, está claro que no todos las acciones son correctas y falta ritmo, pero me siento muy bien en términos de nivel de condición física», dijo el internacional alemán, que sigue siendo modesto, y continúa trabajando duro.

Más opciones para Flick

«Trabajé bien. Ahora, por supuesto, necesito minutos para volver a recuperar toda la fuerza y ​​dar el siguiente paso en las próximas semanas»., continuó Süle, indicando inmediatamente su postrua respecto a las próximas citas en la Champions League: «Cuando me necesitan, aquí estaré». El Bayern tendrá por delante unas semanas decisivas y desde luego, su vuelta es importante: «Para nosotros, ahora representa otra opción», dijo Flick con entusiasmo.

Fuente: FCB