Realmente, Thomas Müller encuentra una respuesta rápida para todas las situaciones de la vida. Después de la derrota por 1-2 contra el Bayer 04 Leverkusen el sábado, incluso el jugador con más tiempo en el equipo del Bayern parecía casi sin palabras. Un partido así «nunca lo había vivido», dijo el de 30 años visiblemente abatido después del pitido final y describió su estado emocional como «paralizado» y «un poco aturdido».

Postes y falta de puntería

El delantero simplemente no podía explicar cómo su Bayern podía permanecer con las manos vacías a pesar de las tener las mejores oportunidades de gol contra los farmacéuticos. Fue «una ineficiencia casi sin precedentes», criticóMüller criticó la cuota de conversión de ocasiones del Bayern. En términos de números, los campeones récord dispararon 24-11, tres disparos al poste de: Serge Gnabry (9′), Leon Goretzka (77′) y Robert Lewandowski (90.+1′), casi el 75 por ciento de posesión y el 60 por ciento de duelos ganados – solo en el resultado final no se reflejó la superioridad del los bávaros.

«No se puede culpar al equipo por su dedicación, creatividad y entusiasmo. Eso lo han mostrado todos», Hansi Flick analizó la actuación de su equipo. Sin embargo, el profesor de fútbol de 54 años también señaló que sus pupilos fueron «demasiado negligentes» en las finalizaciones. El Leverkusen fue «muy exitoso en términos de eficiencia». «No hemos manejado bien las oportunidades, por lo que se pierde el partido», dijo el director deportivo Hasan Salihamidžić en pocas palabras. «Tuvimos mucha suerte hoy», admitió el entrenador visitante Peter Bosz.

Fin a la increíble racha de Müller

Solo Thomas Müller demostró puntería contra el Bayer 04 y anotó el tanto del que era el empate provisional (34′), que finalmente no valió de nada debido al doblete de Leverkusen de Leon Bailey. El Bayern no solo tuvo que afrontar la primera pérdida de puntos después de cuatro victorias desde que Hansi Flick asumió el cargo, sino que otra racha casi más impresionante llegó a su fin: en el 88º partido de la Bundesliga en el que Müller anotó un gol los muniqueses por primera vez se marcharon del campo como perdedores.

Lo que queda para el Bayern es ahora una nueva racha para comenzar. «Analizaremos el partido a fondo», anunció Flick y se alegró de que su equipo ahora tenga unos días de descanso después de las intensas semanas para aclarar sus cabezas. Después de que los bávaros hayan acudido a las visitas anuales a diferentes clubes de aficionados el primer domingo de Adviento, los jugadores tendrán libre el lunes. Luego se preparán para el próximo difícil partido de la Bundesliga en casa del Borussia Mönchengladbach. «Entrenaremos bien durante la semana y luego veremos que estamos bien plantados para el sábado», dijo Flick.

Fuente: FCB

error: Content is protected !!