Como si el resultado de 2-1 en el duelo de la Bundesliga ante el Borussia Mönchengladbach no hubiera sido lo suficientemente molesto, Hansi Flick vio como además dos jugadores tuvieron que salir antes de tiempo del campo. Sin que mediara un rival, Corentin Tolisso se agarró el muslo en el ecuador de la primera mitad y no pudo seguir jugando. Por él entró el goleador posterior Ivan Perišić llegó en el minuto 20 del partido.

Después del descanso, Jérôme Boateng también sintió molestias y Flick tuvo que reconstruir su centro de la defensa. «Boateng ya tuvo problemas al descanso. Lo intentó de nuevo. Pero luego tuvimos que hacer el cambio», dijo el entrenador del Bayern. A los 68 minutos llegó el final prematuro para el de 31 años, que fue reemplazado por Javi Martínez.

Fuente: FCB