La alegría de los directivos del Bayern de Múnich no podía ser mayor cuando el viernes pudieron comunicar el acuerdo alcanzado para el fichaje de Philippe Coutinho. «Va a aumentar un poco más nuestro potencial ofensivo», se mostró muy feliz el director general, Karl-Heinz Rummenigge, sobre el fichaje, que se certificó el pasado domingo. «Este jugador es un verdadero refuerzo para nuestro equipo», comentó un entusiasmado Hasan Salihamidzic. El brasileño es un jugador sobradamente conocido en el mundo del fútbol, pero, ¿qué pueden esperar los aficionados del Bayern de él? fcbayern.com trata de responder a esa pregunta.

Su carrera futbolística

Nacido en Rio de Janeiro en el año 1992, sus primeras patadas al balón fueron jugando al futbol sala, una modalidad muy popular en Brasil. Pero, muy poco tiempo después, en 2003, se pasó al césped para jugar en el CR Vasco da Gama. Su exquisita técnica no pasó desapercibida en Europa y acabó fichando por el Inter de Milán en el año 2008.

Coutinho permaneció en el club brasileño hasta 2010, año en el que llegó a Europa y se enfundó la camiseta del club italiano. En el mismo año, también debutaría con la selección absoluta de su país. No acabó de deslumbrar en Milán, pero el Liverpool se mostró muy interesado en su llegada, haciéndose con sus servicios en enero de 2013.

La carrera del futbolista subió como la espuma. En los 201 partidos que disputó para los Reds, Coutinho marcó 54 goles y asistió en 45 ocasiones. Este gran rendimiento propició el fichaje por el FC Barcelona, que se hizo con él en enero de 2018, conviertiéndose, además, en el segundo fichaje más caro de la historia. En el club catalán no le fue del todo mal al brasileño: En 76 partidos, anotó 21 goles e hizo 21 asistencias. En la pasada campaña, jugó 34 de los 38 partidos de liga, siendo titular en 22 de ellos. No obstante, permaneció bajo las sombras de Lionel Messi y de Luis Suárez.

Así juega Coutinho

«Es un jugador que nos ofrece muchas variantes», lo describió Salihamidzic el pasado viernes. Coutinho puede jugar en casi todas las posiciones del ataque. Con su 1,72 de estatura no es uno de los jugadores más altos, pero, gracias a sus enormes cualidades, casi siempre acaba imponiéndose. Viéndolo jugar, se percibe la influencia del fútbol sala en su manejo del esférico.

Debido a su capacidad de regate, Coutinho se ganó rápidamente en Liverpool el apodo de «The Magician» («El mago»). En su tierra natal le dicen «O Magico», la traducción exacta en su idioma. Por lo tanto, Coutinho es un mago que marca diferencias y que, en forma, según los expertos, es uno de los mejores del mundo.

El brasileño de 27 años tiene todo aquello que un equipo y sus aficionados desean: Técnica, velocidad, peligro de cara a portería y, sobre todo, nunca pierde de vista a sus compañeros. Se puede decir que es el clásico creador de juego brasileño, sientiéndose más cómodo jugando en la posición de diez. Sus virtudes se basan en iniciar jugadas de ataque y en dar velocidad al juego.

Coutinho siempre se refiere a Ronaldinho como su ídolo y, a menudo, son comparados por sus cualidades técnicas. Tal y como ocurría con la leyenda brasileña, el nuevo fichaje del Bayern es muy peligroso a balón parado. «Con este jugador vamos a ofrecerles a nuestros aficionados también un poco de espectáculo», reveló Salihamidzic.

Su dorsal

Coutinho va a llevar el número 10 (camiseta ya disponible), heredando así a Arjen Robben. Esta no es la única coincidencia que guarda con el holandés. Al brasileño también le encanta partir desde la banda derecha hacia el centro y tirar a portería desde lejos a la escuadra. Nuestro Mr. Wembley hizo de esta jugada su seña de identidad. Coutinho también llevó el «10» en Liverpool, club donde se convirtió en el jugador de talla mundial que es hoy en día.

Su palmarés

Preguntado sobre las cualidades del jugador tras el partido ante el Hertha Berlín, Niko Kovac no dudó ni un instante en elogiarlo: «Si ustedes vieron la última Copa América, sabrán de lo que hablo». En esta competición continental, Coutinho fue determinante en el triunfo de la Seleção en el torneo.

El joven brasileño ya sabe lo que se siente al ganar títulos. Con las inferiores de Brasil, fue campeón de América del Sur en 2007 con la sub-15 y en 2009 con la sub-17 y campeón del Mundo en 2011 con la sub-20-

Como jugador de club, fue campeón de la Série B en 2009 con el Vasco da Gama, logrando así el ascenso a la primera división del fútbol brasileño. En 2010, logró la Supercopa de Italia y, en 2011, la Coppa Italia con el Inter de Milán. En su etapa en el FC Barcelona, fue dos veces campeón de La Liga en 2018 y 2019 y, en 2018, también ganó la Copa del Rey y la Supercopa de España. Además, en 2016 fue premiado como el mejor jugador brasileño en Europa, el famoso galardón llamado Samba d’Or.

Su vida

Coutinho es creyente cristiano y su familia tiene la máxima prioridad. Posee numerosos tatuajes en su cuerpo, siendo la mayoría de ellos de sus padres, hermanos, su mujer Aine y sus dos hijos.

Junto al de hambre de títulos, sus características y su personalidad le auguran una gran etapa en la familia del Bayern de Múnich.

Fuente: FCB

error: Content is protected !!