Dos asistencias, una hermosa vaselina y un disparo marca de la casa. Philippe Coutinho hizo gala de todo su repertorio en la victoria por 6-1 (2-1) al Werder Bremen y fue el jugador más destacado sobre el terreno de juego. Fue, además, el primer encuentro en el que el brasileño estuvo involucrado en cinco goles en un mismo partido. Los aficionados despidieron al brasileño entre aplausos cuando fue sustituido en el minuto 82.

«Todos los que estuvieron en el estadio se divirtieron», se mostró impresionado su entrenador. «El equipo se ha alegrado de corazón por él por haber realizado una actuación así: Tres goles y dos asistencias, sencillamente fantástico», continuó Flick.

Cinco participaciones de gol

El espectáculo de Coutinho comenzó justo antes del descanso. Los muniqueses perdían por 0-1 por el gol de Milot Rashica en el minuto 24, pero, cuando comenzaba el descuento, Serge Gnabry asistió a Coutinho, que solo tuvo que empujar el balón sobre la línea. Fue el gol más fácil de toda la tarde y el preludio de lo que estaba a punto de suceder.

Escasos segundos después, Coutinho realizó un paso que no muchas personas de este planeta son capaces de realizar. El número diez del Bayern recibió la pelota en el centro del campo y tomó dirección hacia la portería rival. Robert Lewandowski comenzó a correr y Coutinho le asistió con un pase que pasó entre dos defensores del Bremen. El delantero polaco tuvo vía libre para dirigirse a la portería rival y no tuvo problemas para anotar el 2-1.

«Hoy fue su partido, con balón, con sus movimientos… Ha sido magnífico cómo lo ha hecho. Necesitamos un jugador así. Estoy muy contento de que hoy haya demostrado lo bueno que es y el gran potencial que tiene», lo elogió Lewandowski. Pero el brasileño mantuvo los pies en el suelo a pesar de su gran actuación: «Siempre intento dar lo mejor de mi. A veces funciona y otras no. Hoy era importante conseguir los puntos para volver a meternos arriba. Eso es lo que queremos», explicó Coutinho.

Coutinho, en un gran estado de forma

Tras el descanso, O Mágico, el apodo con el que se conoce a Coutinho en su país, amplió la ventaja de su equipo con una genial vaselina. Lewandowski (72′) marcó el cuarto y poco después asistió a Thomas Müller (75′) para que este anotara el quinto. El sexto y definitivo gol fue de su propia cosecha. El brasileño realizó un disparo desde el pico del área izquierda y el balón entró por toda la escuadra.

Ese fue el séptimo gol oficial en viente partidos con la camiseta del Bayern y la demostración de su gran estado de forma. Solo en sus últimos cinco partidos con el Bayern, Coutinho ha estado involucrado en ocho goles (cinco goles y tres asistencias). Hoy también formó parte de doce disparos a puerta (ocho tiros y cuatro asistencias). Todo el equipo del Bremen no pasó de los once.

Fuente: FCB

error: Content is protected !!