Siete años. Siete largos años han transcurrido para poder volver a contemplar al ‘Gigante de Baviera’ de nuevo en una final de UEFA Champions League. Durante este periodo de tiempo, el conjunto alemán se quedó a las puertas en más de una ocasión, concretamente hasta cuatro de seis veces el Bayern finalizó su andadura por Europa en semifinales. Sin embargo, eso ya es cosa del pasado.

Una nueva luz guía a los bávaros en lo que parece el comienzo de una época gloriosa que estará iluminada por Hans-Dieter-Flick. Aunque ahora se percibe como una situación de grandeza la que vive el Bayern, lo cierto es que apenas unos meses atrás, la afición alemana asistía al despido de Niko Kovac como técnico de ‘los rojos’. El motivo principal se debió a los resultados obtenidos durante el campeonato, pues, aunque no eran «escandalosamente horribles», ‘La estrella del Sur’ acumulaba tres empates y tres derrotas, destacando la última por 5-1 contra el Eintracht Frankfurt, que fue la gota que colmó el vaso.

Ante esto, Hans-Dieter-Flick fue confirmado como entrenador interino -posteriormente técnico de forma permanente- , una especie de «parche» -Flick llevaba sin ejercer como primer entrenador desde 2005 en el Hoffenheim- que pusieron los alemanes para solventar la situación, pero que acabó siendo un diamante en bruto. Como bien dice la expresión, fueron buscando cobre y encontraron oro. Tras ello, todo fue como un camino de rosas para los de ‘Baviera’: Solo dos derrotas y un empate frente a 33 victorias, motivos que convirtieron al conjunto del míster alemán en campeón de la Bundesliga y Copa de Alemania.

Con el doblete ya asegurado, los bávaros aspiran a levantar por segunda vez en su historia el triplete, obra del Bayern de Múnich de Heynckes en 2013. Aquel año, el extécnico alemán abandonó el cuadro germano para pasarle los mandos del timón a Pep Guardiola, no sin antes, despedirse a lo grande: triplete con Bundesliga, Copa de Alemania y Champions, levantando ‘la Orejona’ ante el poderoso Borussia Dortmund de Jürgen Klopp.

Así pues, Europa es testigo de un club que se impone sin vacilación ni miedo frente a sus rivales; un conjunto germano que bate récords, que desea coronarse campeón a toda costa, pero sobre todo, un Bayern que quiere demostrar porque su apodo es el ‘Gigante de Baviera’. Para ello, el próximo domingo tendrá lugar el partido de los partidos, con una final que estará marcada por la historia, donde ‘los rojos’ podrían levantar su sexta Champions o bien los parisinos su primera. No obstante, en este equipo hay un factor importante a tener en cuenta, el espíritu de Heynckes.

Los héroes del 2013

Hasta cinco jugadores que integran la actual plantilla del Bayern de Múnich, formaron parte del equipo dirigido por Jupp Heynckes en 2012/13, sabedores de lo que es levantar una Champions vistiendo la elástica teutona y aportando al grupo la experiencia previa de un choque de tal magnitud. Estos futbolistas son actualmente los pesos pesados de la entidad teutona y serán trascendentales en mayor o menor medida para la consecución del trofeo rey: Manuel Neuer, Boateng, Alaba, Muller y Javi Martínez.

Manuel Neuer

Su llegada a la ciudad de Múnich se produjo en 2011 tras desembolsar los bávaros 30 millones por su traspaso del Schalke 04. Un portero de leyenda, internacional indiscutible y campeón del mundo con Alemania en 2014 -nombrado guante de oro por su gran actuación durante el torneo-. Fue pieza clave para Heynckes y lo es para Flick.34 años y un seguro en la portería teutona.

Jérome Boateng

El líder de la zaga defensiva del Bayern y un jugador esencial en el esquema de Jupp Heynckes jugando nueve partidos con la elástica germana, y disputando la totalidad de minutos en las semifinales y final de 2013. El míster alemán sabe que tiene un portento defensivo, principalmente en balones aéreos con su 1,92 cm de estatura.

David Alaba

El lateral izquierdo levantó su única Champions con los bávaros cuando apenas tenía 21 años, siendo titular indiscutible para ‘Osram’. Ahora, siete años después y con mayor experiencia sobre el césped, el defensa es indispensable para la consecución del triplete.

Javi Martínez

Llegó el verano de 2012, justo para coronarse con el triplete el año de su fichaje. El Bayern invirtió una suma importante para traerlo a tierras germanas -40 millones de euros-, pero dicha inversión mereció la pena. Para mitad de temporada era titular y desde el tercer partido de fase de grupos despuntó como pivote, convirtiéndose en un peso pesado del ‘Gigante de Baviera’. Actualmente ya no dispone de minutos sobre el césped como antaño, pero su figura sigue estando presente.

Thomas Müller

Nombrar al Bayern es hablar de Müller. El alemán es ídolo y referencia para todos en el vestuario. Una figura que lleva toda su vida vistiendo los colores de ‘La Bestia Negra’ y que cuando pisa el campo, los rivales saben que no tienen enfrente a un futbolista cualquiera. Fue uno de los principales artífices de conseguir ‘la Orejona’ en 2013, con un total de ocho goles y dos asistencias aquel año. En la actualidad, el mediapunta sigue siendo un fijo en el esquema teutón, disputando 49 choques esta campaña, en los que participó en 40 tantos -14 goles y 26 asistencias-.

Fuente: Marca

error: Content is protected !!