La derrota en Francia (2-1) prolongó el mal momento de Alemania. Esta vez, las críticas no fueron sólo para Löw. Christophe Dugarry, campeón del mundo en 1998, criticó duramente a tres de las ‘vacas sagradas’ de la ‘Mannschaft’: Thomas Müller, Jérome Boateng y Mats Hummels.

Los ‘ataques’ de Dugarry en ‘Radio Monte Carlo’ comenzaron por la retaguardia: «Simplemente no corren. Si miro a Boateng… tiene patas de madera, y Hummels también». Peor parado, si cabe, salió Thomas Müller: «¿Cómo puede seguir siendo parte del equipo nacional alemán? Durante cuatro o cinco años, no ha estado bien, bueno eso ¡por no decir miserable!».

Su continuidad en la ‘Mannschaft, según Dugarry, obedece a una única razón: su estatus. «Estos jugadores tienen un tremendo poder mediático que les permite seguir siendo habituales en el Bayern y en Alemania a pesar de que ya no tienen el nivel».

Fuente: Marca

 

error: Content is protected !!