«Tengo que felicitar al equipo, especialmente después de los desafortunados últimos dos partidos. Era importante para nosotros jugar de la misma manera que antes, defender valientemente hacia adelante e intentar presionar agresivamente al rival. No todo fue genial hoy, pero ganamos y eso también es una señal de que tenemos que seguir así. Ahora tenemos tres partidos hasta las vacaciones de invierno en los que debemos centrarnos. Con cada partido, la carga sobre los jugadores aumenta, tenemos que prestar atención y asegurarnos de que el sábado metamos a los once al campo que sumen los tres puntos contra el Bremen».

Fuente: FCB