No está siendo la temporada de Philippe Coutinho. El astro brasileño del FC Barecelona aterrizó en el Bayern de Múnich este pasado verano en calidad de cedido, ilusionando a una hinchada bávara que todavía espera la mejor versión de un jugador que sigue estando muy lejos del nivel que llegó a ofrecer durante su etapa en el Liverpool. Lleva ocho asistencias y siete tantos en lo que va de curso, pero su rendimiento no parece invitar a la directiva muniquesa a hacer efectiva la opción de compra fijada en un total de 120 millones de euros. Coutinho siente la presión y Hansi Flick, entrenador del campeón alemán, pide que sus compañeros le ayuden para que pueda explotar de una vez por todas.

«Su partido frente al Hoffenheim (4-3) no fue top, pero tampoco fue del todo malo», explicó el míster en la rueda de prensa previa al choque de trenes de la Bundesliga ante el Leipzig el domingo. «Creo que él tampoco quedó satisfecho al cien por cien con su rendimiento. Es nuestro jugador y tenemos que ayudarle. Y lo haremos. Sigo convencido de que nos puede dar mucho. No hay ninguna carrera que no pase por un bache alguna vez», explicó Flick. Actualmente son Thiago, Kimmich y Goretzka los jugadores que cuentan para el técnico del Bayern en la medular. Todo apunta a que vuelvan a ser ellos los que salgan de inico ante un Leipzig que quiere recuperar el liderato con una victoria en el siempre difícil Allianz Arena.

Fuente: AS

error: Content is protected !!