«Lógicamente, es un shock. Estamos enormemente decepcionados, queríamos defender el triplete. Los pequeños detalles han decidido la suma total, el equipo demostró una moral fantástica. Hemos dominado el partido. Ese era nuestro objetivo. Resulta aún más molesto que encajáramos el empate en el último segundo.

Hay que decirlo: Enhorabuena al Kiel. Han convertido el partido en una auténtica batalla cipera y jugado con compromiso. Tenemos que pasar página y hacer mejor las cosas. Tenemos que tener una mayor compactabilidad defensiva. Debemos presionar más al poseedor del balón y asegurar la espalda de la defensa.

Es una sorpresa, para eso existe la Copa DFB. El Kiel tiene a un portero sobresaliente y ha defendido muy bien. En una tanda de penaltis pueden pasar esas cosas, no le hago ningún reproche a Roca».

Fuente: FCB

error: Content is protected !!