Robert Lewandowski está firmando el año de su vida. El astro polaco en las filas del Bayern de Múnich, flamante ganador del doblete alemán, suma un total de 51 goles en 43 partidos en lo que va de temporada. Es el máximo anotador en las tres competiciones en las que llegó a participar este curso: se proclamó pichichi (por cuarta vez) de la Bundesliga con 34 dianas, sus seis tantos en la Pokal le convirtieron en el primer jugador que logra ser máximo anotador de la competición copera en cinco ocasiones y en la Champions también lidera el ránking goleador con once.

Fue, por ello, que su entrenador, Hansi Flick, no dudó en apelar a la FIFA para que le otorgue el premio The Best este año a Lewandowski. «51 goles son una barbaridad», dijo el técnico muniqués en la rueda de prensa posterior a la conquista de la vigésima Pokal en la historia del Bayern. «Si nos guiamos por el número de goles y tenemos en cuenta que marcó 34 en la Bundesliga este año, no estaría mal plantearse nombrar mejor jugador del mundo a un futbolista de la Bundesliga también. ¿Por qué no? Él ha sentado las bases y yo me alegraría por él», subrayó Flick.

Después de Luka Modric en 2018, Lewandowski se convertiría en el segundo jugador desde 2008 que logra arrebatar el galardón a Cristiano Ronaldo o Leo Messi. Ambos cracks no están firmando temporadas excepcionales en el FC Barcelona y la Juventus, respectivamente, pero aún queda por disputarse la fase final de la Champions y, por tanto, mucho por decidir. La mejor noticia para Lewandowski, a priori, es que el The Best será entregado a pesar del coronavirus. Todo apuntaba a que se iba a suspender como consecuencia del cancelamiento de no pocas ligas, pero la FIFA, finalmente, anunció que tendrá lugar. Y Lewy se frota las manos.

Fuente: AS