Serge Gnabry ha saltado en defensa de Leroy Sané después de los pitos que recibió el extremo alemán como consecuencia de su gris actuación frente a Hungría (2-2). «Personalmente, no puedo entender cuando se pita. Sería mucho más agradable si hubiera apoyo», dijo su compañero en el Bayern de Múnich y la Mannschaft. «Se entrena bien, da todo lo que puede y eso se verá recompensado en algún momento. En cuanto vuelva a firmar una buena jugada que termine en gol, todos volverán a aplaudirle», añadió.

Todo apunta a que Sané vuelva al banquillo el martes cuando Alemania se mida a Inglaterra en octavos, ya que Müller está plenamente recuperado de sus molestias en la rodilla que le impidieron partir de inicio contra Hungría. Eso sí, la confianza de Gnabry en Sané sigue intacta. «No le ha ido muy bien en el campeonato hasta ahora, pero tampoco les ha ido muy bien a otros», matizó. «Con la calidad que tiene, al final saldrá adelante cuando recupere la confianza», concluyó.

Fuente: AS

error: Content is protected !!