Se veía venir hasta que el propio Oliver Bierhoff, director general de la Mannschaft, lo confirmó el jueves. Leon Goretzka, pilar del Bayern de Múnich y la selección alemana, se perderá el debut de la cuatro veces campeona del mundo ante la vigente campeona del mundo francesa. El centrocampista no se recuperará a tiempo de una rotura de fibras que arrastra desde el final de la Bundesliga y, por tanto, seguirá el estreno de los suyos el próximo martes desde la grada del Allianz Arena.

El seleccionador Joachim Löw ya tiene un plan B. Todo apunta a que Joshua Kimmich, pareja de Goretzka en el doble pivote muniqués, sea reconvertido en lateral, posición que ya ocupó en un pasado y en la que Löw volvió a probarle en el último amistoso ante Letonia (7-1). El doble pivote será para el madridista Toni Kroos y el centrocampista Ilkay Gündogan, que dejó claro el jueves que no le importa quién sea su acompañante en la medular. Aun así, en Alemania ya cruzan los dedos para que Goretzka esté listo para el segundo partido ante la Portugal de Cristiano.

Fuente: AS

error: Content is protected !!