«Simplemente, tenemos ganas de jugar al fútbol. Todos queremos seguir creciendo partido a partido y asimilar más y más la filosofía del nuevo entrenador. Hoy nos lo hemos pasado muy bien, el Bochum no. Personalmente, me da un poco de pena, como es lógico. No le dimos aire que respirar al Bochum. Los primeros diez miutos fueron algo locos. Estaban en el partido, como ellos querían: Balones largos, mucha lucha y segundas jugadas. Pero, entonces, encontramos nuestra estructura y nos posicionamos muy bien en defensa. Así nos hacemos dominantes».

Fuente: FCB

error: Content is protected !!