DMkqjUvW4AApWuT

El destino final es Berlín, pero en el camino hacia la final en el Olympiastadion, el Bayern antes tiene que superar un complicado obstáculo en Leipzig. El partido estrella de la segunda ronda de Copa DFB lo jugará el club bávaro a domicilio en la tarde del miércoles ante el tercer clasificado RB Leipzig (20:45 CEST). Será el primero de dos encuentros con los sajones en cuatro días, y después de eso comienzan lo que Robben calificó como dos «complicadas semanas». «Sabemos los que se nos viene encima».

«Simplemente continúa. La copa es algo muy distinto, una competición diferente. Si no ganas, no continúas» dijo Robben tras el escaso 1-0 sobre el Hamburger SV el pasado sábado. Al entrenador Jupp Heynckes le espera un termómetro para su equipo, un duelo de todo o nada tras conseguir tres triunfos consecutivos.

Heynckes pide un rendimiento máximo

«Es un partido especial porque se miden dos equipos punteros de la liga entre sí» dijo Heynckes. «Seguro que será dramático, muy intenso y un partido de mucha clase futbolística. Tenemos que rendir a tope para permanecer en la copa» dijo el de 72 años el martes antes del último entrenamiento del equipo en Múnich.

Grande es el respeto que se tiene en el máximo campeón de la Copa DFB por los de Leipzig, que han vencido en sus últimos tres partidos oficiales. «El Leipzig tiene una plantilla jove, con mucho talento y fantasía. Tienen seguridad por las bandas y a los aficionados a sus espaldas. Lo importante es no dejarnos influir por el coliseo y jugar con disciplina» precisó Heynckes.

Llevarse el impulso de las últimas semanas

«Sabemos de la fortaleza del Leipzig. Hay mucho talento en el equipo, ante todo intensidad, velocidad y creatividad arriba» dijo Robben, que recordaba «dos bonitos partidos» la pasada temporada: el 3-0 en casa del Bayern y la victoria 5-4 en Leipzig en la penúltima jornada. «El partido fuera fue un espectáculo» aclaró Robben, que marcó el gol de la victoria en el tiempo de descuento.

El portero Sven Ulreich pidió llevarse el impulso logrado en las últimas semanas. «Ahora la cosa se pone intensa hasta el próximo parón internacional, tenemos que estar concentrados. Será así como salgamos a la cancha, queremos dominar en el partido. Tenemos que estar muy concentrados ante un rival muy bueno. Queremos llegar a la siguiente ronda» dijo Ulreich, que no encajó ningún gol en los últimos tres duelos.

Pero nuestros anfitriones también quieren estar en la siguiente ronda. El entrenador Ralph Hasenhüttl espera «una intensa noche de copa» en la que no se piense más que en «ganar, sin importar si es en el tiempo reglamentario, en la prórroga o la tanda de penaltis». El Leipzig tiene una situación estupenda en cuanto al personal. Los únicos dudosos son Bruma (muslo) y Stefan Ilsanker (dedo del pie). «El pasado año estuvimos en el borde de la victoria, quizás lo logremos esta vez» dijo el capitán del RB Leipzig Willi Orban.

Fuente: FCB

error: Content is protected !!