Kai Havertz es una de las perlas del fútbol alemán, donde los dos grandes de la Bundesliga ya empiezan a posicionarse. El Bayern ya tanteó al mediapunta del Leverkusen durante el pasado mercado de fichajes y no tardó en recibir una negativa por parte de los dirigentes del conjunto de las aspirinas. El internacional alemán de 20 años tiene contrato hasta 2022. Eso sí, el campeón germano contará con el rival de siempre a la hora de hacerse con los servicios de uno de los jugadores con más proyección de toda Europa.

Fue precisamente Marco Reus, capitán del Borussia Dortmund, que en su día rechazó la llamada del Bayern para unirse al cuadro borusser, quien desveló los planes del equipo negriamarillo. Al ser preguntado por la calidad de su compañero de selección, Reus fue tajante: «Intentaré todo lo posible para traerlo a Dortmund», dijo durante la última concentración con la Mannschaft en declaraciones a Sport1. Sus palabras no pasaron desapercibidas en Dortmund, donde fue el director deportivo Michael Zorc quien le dio un tirón de orejas a su capitán.

Lo cierto es que el propio Havertz aún no tiene decidido nada. El canterano del Leverkusen tiene claro que necesita dar el próximo paso en su carrera, pero quiere que sea lo más meditado posible. Es por ello que el jugador tendrá en cuenta muchos factores a la hora de decidir, así como la competencia en su posición y las opciones de luchar por la Champions. Lo que sí está claro es que no será traspasado por menos de 100 millones, así lo afirmó el director deportivo del Leverkusen Rudi Völler. Barça y Madrid también suenan como posibles destinos.

Fuente: AS

error: Content is protected !!