La postura contraria de la opinión pública a la investigación iniciada por la UEFA hacia Manuel Neuer por portar una bandera LGTB como brazalete en el encuentro ante Portugal forzó al máximo organismo a archivar el caso, por lo que no habrá sanción. La nota publicada dice lo siguiente: «La UEFA examinó el brazalete que lleva el jugador en cuestión y, considerando que estaba promoviendo una buena causa, es decir, la diversidad, el equipo no se enfrentará a un proceso disciplinario».

La federación alemana, la DFB, también se felicitó porque la amenaza de sanción no haya ido más allá: «La UEFA ha compartido hoy con la DFB que han detenido la revisión del brazalete de capitán arcoíris que portó Manuel Neuer. En una carta, el brazalete ha sido evaluado como un símbolo de equipo para la diversidad y, por lo tanto, para una ‘buena causa'».

Neuer jugó con el brazalete como signo de integración y en contra de la homofobia, algo que se repetirá en el encuentro ante Hungría cuando el Allianz Arena se alumbre por fuera con los colores de la bandera LGTB. Este gesto de inclusión social fue tomado como una postura partidaria o tipificada como cercana a la política, lo que suele estar perseguido por la UEFA. Sin embargo, una vez analizado el caso se ha decidido detener al investigación.

Fuente: AS

error: Content is protected !!