«Nunca encontramos el punto en todo el partido en el que el motor de la rabia del Bayern entrara en acción. Sólo podemos pedir perdón a los aficionados y disculparnos con los de Gladbach.

Con la excepción de Neuer, fue una actuación catastrófica por nuestra parte. Yo tampoco he experimentado nada parecido. Es difícil de entender. Ahora tenemos que zanjar el tema, porque llega el sábado».

Fuente: FCB

error: Content is protected !!