6EA67017-3012-4BA2-B5E2-004C231BBDCF

«Ha sido un partido de locura. Lo hemos dado todo. Nos hemos sentido muy bien, nos hemos divertido de verdad, el estadio a vibrado. Pero no tendría que haber sido así – en parte es nuestra culpa, en parte no ha querido el destino. Hemos regalado un gol. Eso es algo que no puede pasar dos veces en una semifinal así. A pesar de todo, era posible. Al final también nos ha faltado una pizca de suerte. No debemos avergonzarnos, pero es doloroso haber dejado pasar una posibilidad tan bueno. Había tanto en juego. Ahora vamos a necesitar un par de días».

Fuente: FCB