«Estoy muy satisfecho. Fue un paso adelante tras el partido de Augsburgo. Tuvimos suficientes oportunidades para ganar el partido. En la segunda parte, desaprovechamos algunas ocasiones. El Dortmund ganó, así que estábamos bajo un poco de presión. Afortunadamente, la lata se rompió. Es una victoria merecida.

No siempre tenemos que marcar tres, cuatro o cinco goles. A veces, uno es suficiente. En general, hemos defendido bien. Los partidos como el de hoy son muy importantes. Cuando se pierden estos encuentros, no vale para nada ganar partidos como el de la semana que viene.

Ahora viajamos a Dortmund como líderes de la liga y con mucha ilusión».

Fuente: FCB

error: Content is protected !!