Nunca fue de perder tiempo el Bayern de Múnich. Sobre todo cuando se trata de cubrir un puesto tan delicado en el organigrama bávaro como es el de su entrenador. Hansi Flick pondrá rumbo a la Mannschaft en verano y el Bayern ya tiene atado a su sucesor. Es lo que publica el diario Bild, que da por cerrado el acuerdo entre el campeón de la Bundesliga y el técnico del RB Leipzig, Julian Nagelsmann. Comienza una nueva era en el Allianz Arena y todo apunta a que lo haga con el míster más caro en la historia del fútbol.

Pero todavía queda lo, a priori, más importante: convencer al Leipzig para que deje marchar a Julian a pesar de su contrato en vigor hasta 2023. No hay cláusula de rescisión, por lo que la cantidad a abonar por parte del Bayern oscilaría, según medios alemanes, entre 25 y 30 millones de euros. Se trata de un dineral que podría doblar los 15 kilos que el Chelsea abonó al Porto en 2011 por Villas Boas, convirtiéndole, así, en el técnico más caro hasta la fecha. El portugués no duró ni una temporada en Stamford Bridge.

Que Nagelsmann marque una época en el Allianz Arena dependerá sobre todo del desenlace del tira y afloja por Flick. El entrenador del sextete, al igual que su posible heredero en el cargo, firmó un contrato con el hexacampeón de Europa hasta 2023 y sin cláusula de rescisión. El Bayern solo dejará marchar a Flick, teniendo en cuenta el dineral que tendrá que pagar por Nagelsmann y la díficil situación económica como consecuencia del Covid, a cambio de una cantidad que, al menos, cubra gran parte de lo que piden en Leipzig por su joven entrenador de 33 años.

El conjunto germanoriental piensa en Marsch (Salzburgo) como sustituto de Nagelsmann. De lo que no cabe duda es de que el fichaje, como viene siendo habitual a lo largo de las últimas décadas, además de reforzar al Bayern, también volvería a debilitar a su enésimo rival directo en Alemania. Ocurrió lo mismo en su día con el Dortmund, donde pescaron a Hummels, Götze y Lewandowski, y en un pasado más lejano con el Leverkusen, al que arrebató Lúcio, Ballack y Zé Roberto. Ahora le toca al Leipzig. La marcha de Nagelsmann es cuestión de tiempo. Y de dinero, claro.

El Leipzig se descompone

Además de Julian Nagelsmann, el segundo clasificado de la Bundesliga perderá a otra pieza clave de su parcela deportiva. Tal y como informa el rotativo alemán kicker en su versión online, Markus Krösche, director deportivo del cuadro sajón, también dejará de formar parte del organigrama del club al término de la temporada actual. Se descompone el Leipzig.

Siempre según kicker, Leipzig y Krösche habrían acordado rescindir el contrato, con duración hasta 2022, en mutuo acuerdo. Krösche, que aterrizó en el Red Bull Arena hace dos años procedente del Paderborn, suena con fuerza para ocupar el vacío que dejará Fredi Bobic en el Eintracht Frankfurt. Es la consecuencia lógica después de que se viesen recortadas sus competencias debido a la promoción de Christopher Vivell, jefe del departamento de scouting del Leipzig, dentro del área deportiva del club.

Es un secreto a voces que dicho ascenso para nada sentó bien a un Krösche que, ahora, pretende dar el próximo paso en su carrera. Suyo es gran parte del mérito de que el RB haya estado peleando la ensaladera al Bayern durante, prácticamente, toda la temporada y se haya convertido en uno de los mejores equipos alemanes y, también, en un habitual de la Champions. Fichajes como los de Dani Olmo, Angeliño o Szoboszlai no hubieran sido posibles sin el olfato de Krösche. Toca reinventarse en Leipzig.

Fuente: AS

error: Content is protected !!