El futuro de David Alaba en el Bayern de Múnich está más en el aire que nunca. El internacional austriaco finaliza contrato en 2021 y acaba de ponerse en las manos del prestigioso agente Pini Zahavi. Su nuevo representante es un viejo conocido del campeón alemán. Zahavi también lleva los derechos de Robert Lewandowski e intentó colocar al delantero polaco en el Real Madrid, pero los mandamases muniqueses, finalmente, consiguieron retener a su estrella después de una serie de negociaciones con el agente isarelí.

Ahora es el turno de Alaba. Después de más de diez años en el Allianz Arena (solo Müller lleva más), Alaba es consciente de que ésta es la última oportunidad de dar el salto a LaLiga o la Premier y vivir la primera aventura de su carrera fuera de la Bundesliga. La irrupción del joven Alphonso Davies en el Bayern, que ha provocado que Alaba haya tenido que dejar el lateral izquierdo después de casi una década para asentarse en el centro de la zaga, es otro factor a tener en cuenta. El cuadro bávaro sigue siendo su primera opción, pero Alaba se plantea seriamente dejar el club de su vida por primera vez.

Mucho depende de lo que le ofrezca el Bayern. La renovación de su contrato pasa por una subida de suelo considerable que colocaría a Alaba entre los mejor pagados de la plantilla. Zahavi ya lo logró con Lewandowski y Alaba no espera menos de él. Eso sí, la tentanción desde el extranjero puede ser mayor que el factor económico. Suenan Barcelona, Real Madrid y hasta el City de Guardiola como los más interesados en hacerse con los servicios de un jugador que, a sus 28 años de edad, sigue en su mejor edad como futbolista. Se esperan unos meses moviditos en Múnich.

Fuente: AS