El Bayern de Múnich ya piensa a lo grande para el futuro y se ha puesto manos a la obra a organizar un equipo de garantías para la próxima temporada. El gigante alemán tiene los nombres de dos jugadores sobre la mesa: Leroy Sané y Roberto Firmino. La directiva del Allianz está preparando un gran desembolso para lograr llevarse a Múnich al delantero del Liverpool y al extremo del Manchester City.

Sané podría por fin en unos meses jugar en el Bayern. Sería después de casi un año de culebrón, en el que la directiva del club alemán ha admitido en multitud de ocasiones su deseo de ficharle. El jugador alemán entra en los últimos meses de contrato, por lo que el Bayern tiene la intención de abaratar un poco su precio. De salida tendría que pagar más de 110 millones de euros pero esperan dejarlo en unos 95 M€.

Con Firmino el caso es muy diferente. Es uno de los jugadores clave del Liverpool de Klopp y no será fácil quitárselo. Hans Flick, segundo en el Bayern, está antojado con el brasileño. A sus 28 años lo ven como el recambio ideal para Robert Lewandowski. Por eso la oferta llegaría a los 90 millones de euros.

El Bayern sueña ya con poder juntar en su delantera a Firmino y Sané en unos meses. Y soñar a lo grande en Alemania y en Europa. Volver a la élite, ese es el objetivo real.

Fuente: AS

error: Content is protected !!