El Bayern sigue trabajando meticulosamente para que los partidos se jueguen en el Allianz Arena frente a espectadores. «El fútbol tiene un efecto de señal. Él puede dar un ejemplo de cómo nosotros, en nuestra sociedad en su conjunto, abordamos los próximos pasos en este momento de desafíos. Esto también se aplica al regreso parcial de los aficionados a los estadios», ha dicho el director general Karl-Heinz Rummenigge».

El fútbol es una cultura viva que representa el ambiente y la emoción, y para eso necesitamos espectadores en los estadios. Al Bayern le gustaría poder volver a organizar partidos con espectadores. Para ello, hemos creado un protocolo muy serio con el mayor cuidado y un gran sentido de responsabilidad, de acuerdo con las directrices de la DFL (Liga Alemana de Fútbol) y en coordinación con las autoridades sanitarias”.

Rummenigge continúa: «Muchos países ven el fútbol alemán con gran respeto. En general, porque la cultura del fútbol se cultiva y se vive en la Bundesliga de una manera inigualable. Y actualmente aún más, porque con el reinicio fue y es un modelo a seguir para muchos otros países y deportes. Estoy de acuerdo con el presidente de la DFL, Christian Seifert: Debemos actuar con prudencia, pero también con valentía. El miedo no debe paralizarnos». El regreso de los aficionados a los estadios es «un importante signo social». Y estoy convencido de que nuestros aficionados se adherirán de manera ejemplar y disciplinada a los requisitos de las autoridades sanitarias y políticas, así como a los protocolos de higiene».

Sobre el hecho de que se ha dado luz verde a los partidos con espectadores en Leipzig, el director general ha dicho: “Básicamente, felicitamos a cada club que logre desarrollar un protocolo con los políticos responsables y las autoridades sanitarias para que se ponga en prática. El Bayern también es sinónimo de calidad, y pedimos confianza para permitir una cultura del fútbol viva en Múnich de nuevo».

Fuente: FCB

error: Content is protected !!