A falta de algo más de una semana para el ciere del mercado estival, los culebrones van acabando uno tras otro. El último en cerrarse fue el de Timo Werner, delantero del Leipzig que figuraba en la agenda del Bayern de Múnich, pero finalmente decidió estampar su firma sobre un contrato nuevo con el conjunto de la Red Bull. El internacional alemán firmó hasta 2023 y, por tanto, seguirá siendo la referencia en el ataque del conjunto dirigido por Julian Nagelsmann.

“De vez en cuando solo hay que tomarse algo de tiempo para tomar decisiones correctas“, fue citado Werner en el comunicado oficial del club. Eso sí, los agentes del atacante insistieron según kicker en incluir una cláusula de 30 kilos, por lo que todo apunta a que los rumores en torno al Bayern volverán a saltar el próximo verano después de la temporada y la Eurocopa, donde Werner apunta a ser el ariete titular del combinado alemán.

Lo que sí queda claro es que Werner no abandonará el Leipzig a coste cero, algo que temían en la planta noble ya que el propio jugador, a priori, no quería renovar y el tercer clasificado de la pasada edición de la Bundesliga no quería venderlo y se arriesgó a que quedara libre en 2020. „Estamos contentos de que las negociaciones con Timo hayan llegado a buen puerto“, fueron las palabras de Oliver Mintzlaff, director general del Leipzig. “Nos alegra que siga siendo un miembro fijo de la plantilla“, sentenció.

Fuente: AS

error: Content is protected !!