«Hemos tenido un día negro, siempre llegamos un paso más tarde. Eso es difícil de aceptar. Fue una victoria bien merecida para el Gladbach. Planeamos hacer muchas cosas, pero luego no pudimos ponerlas en práctica. Estar por detrás 3-0 después de 20 minutos aquí es por supuesto un palo.

Ha sido un día absolutamente aciago y lamentamos haber decepcionado tanto a nuestros aficionados. Tenemos que sacudirnos ahora y mostrar una reacción el sábado».

Fuente: FCB

error: Content is protected !!