Según informa La Ser, el futbolista alemán del Real Madrid Toni Kroos fue a por el balón para guardarlo de recuerdo una vez finalizó su partido ante Portugal y podría ser un gesto por su posible adiós a la selección una vez acabe el torneo continental.

Los focos se centraron en su encuentro con ex compañeros como Cristiano y Pepe, a los que abrazó con cariño. El diario Bild ya destapó el 29 de marzo que Kroos dejaría el combinado alemán una vez finalizara la Eurocopa.

Fuente: AS

error: Content is protected !!